m

This is Aalto. A Professional theme for
architects, construction and interior designers

Call us on +651 464 033 04

531 West Avenue, NY

Mon - Sat 8 AM - 8 PM

Subir
Image Alt

Kokedama Árbol serpiente

Radermachera sinica

Es un árbol o arbusto pequeño originario de China y Taiwán. De crecimiento rápido, con unas hojas pequeñas de color verde oscuro brillante, es una planta muy ornamental por lo que es muy apreciada como planta de interior.

La decoración que aparece en la imagen no está incluida, aunque puedes adquirir cualquiera de nuestros accesorios que serán el complemento perfecto para tu kokedama.

26,00

Agotado

La Kokedama Árbol serpiente y sus cuidados

Es de muy fácil cuidado, con procurarle unas mínimas atenciones tendremos una planta sana, vigorosa y brillante. Cultivada en el interior no suele florecer aunque si lo hiciese podríamos disfrutar de unas flores perfumadas de color blanco o amarillo en forma de campana.

 

Medidas bola: alto 12 cm / circunferencia 35 cm

Alto de la planta con la bola: 40 cm aproximadamente

 

¿Cuánta luz necesita una Radermachera?

Necesita un lugar luminoso, protegido del sol directo y de las corrientes de aire.

 

¿Cuál es la temperatura ideal para la planta?

No resiste las temperaturas bajas, la temperatura ideal se encuentra entre 12 ºC y 18 ºC. Soportaría un máximo de 25 ºC y una temperatura mínima de 10 ºC, pero tenemos que tener en cuenta que es una planta que no lleva bien los cambios bruscos de temperatura.

 

¿Cómo se debe regar el árbol serpiente?

Necesita riegos regulares y frecuentes sobre todo en épocas de altas temperaturas. Podemos regar dos veces a la semana en verano y una vez cada diez días en invierno.

Es importante que tengas en cuenta que cuando recibes tu kokedama está recién hecha y no necesitará ser regada hasta que quede seca de nuevo.

 

¿Qué necesidades tiene de humedad?

Requiere una alta humedad ambiental, de hecho la sequedad en el ambiente puede propiciar la aparición de la araña roja. En verano se debe rociar diariamente con agua que no tenga mucha cal. También podemos colocarla sobre unos guijarros mojados sin que la bola toque el agua. Durante el resto del año debemos pulverizar al menos 1 vez a la semana.

 

×