m

This is Aalto. A Professional theme for
architects, construction and interior designers

Call us on +651 464 033 04

531 West Avenue, NY

Mon - Sat 8 AM - 8 PM

Subir

Cuidados para tu Kokedama

Se dice que las Kokedamas son el «Bonsái de los pobres» y es que no requieren tantos cuidados como éste. Son fáciles de mantener, incluso para personas poco acostumbradas al cuidado de las plantas. En esta página encontrarás algunos consejos para que tus kokedamas se mantengan siempre en las mejores condiciones.

Riego

Las kokedamas se riegan por inmersión. Ha de hacerse según las necesidades de las plantas que contienen. Debemos sumergir la bola totalmente en un recipiente con agua durante 5 o 10 minutos aproximadamente. Cuando esté completamente regada veremos que dejan de salir burbujas. Pasado el tiempo de riego la retiraremos del agua, dejaremos escurrir el exceso sin apretar la bola y la colocaremos en su lugar habitual.

kokedama decorativa

Musgo

Es recomendable pulverizar la bola de vez en cuando para mantener la humedad del musgo. Con el tiempo, no obstante, el musgo irá perdiendo su tonalidad.

Para que la kokedama mantenga su aspecto inicial se puede colocar musgo nuevo cuando sea necesario.

Kokedamas aromaticas

Ubicación y temperatura

Podemos ubicar nuestras kokedamas en cualquier ambiente interior con buena iluminación, evitando exponerlas al sol directo.

Debemos protegerlas de fuentes de calor y frío artificiales, como calefactores y aires acondicionados, así como de las corrientes de aire.

Árbol de la vida

Humedad

Si el ambiente es seco, podemos rociar las hojas con agua, pero nunca las flores.

También podemos colocar un cuenco con agua debajo de la kokedama. Una buena opción es colocar unas piedras en el cuenco, así evitaremos que el agua toque el musgo.

Accesorios para Kokedamas

Abono

Aunque dependerá del tipo de planta, por norma general conviene abonarlas desde la primavera y hasta el mes de octubre.

Una vez al mes debemos agregar algún fertilizante líquido en el agua de riego. De esta manera aportaremos a nuestra kokedama todos los nutrientes necesarios para que se mantenga en perfectas condiciones.

kokedama decorativa

Poda

Todas las ramitas que no estén en buen estado se deben cortar.

Cualquier rama u hoja que esté amarilla, seca o rota por el motivo que sea, tenemos que cortarla con una tijera previamente desinfectada con un poco de alcohol o con un desinfectante comercial. Al terminar de podar limpiaremos de nuevo las tijeras; de esta manera evitaremos transmitir enfermedades de unas plantas a otras

×